¿Qué entendemos por Plagiocefalia?

La plagiocefalia es una deformación del cráneo en crecimiento originada la mayor parte por presiones mecánicas externas antes , durante o después del parto.
Los huesos del cráneo de un neonato hasta los tres meses están poco osificados, separados por lo que conocemos como suturas y fontanelas. Ambas tienen un papel importantísimo en el parto debido al deslizamiento entre ellas para permitir el paso por el canal del parto.
La plagiocefalia la reconocemos por una aplanamiento unilateral del hueso occipital. Si el aplanamiento es bilateral se denomina braquicefalia.
Los últimos estudios relacionan el aumento de plagiocefalias a la campaña que se comenzó en el 1992 en EEUU y llegó a España en el 1996, con el objetivo de disminuir el número de muertes subidas y recomendar dormir en posición supina (boca arriba) en contra de la posición prona (boca a abajo) que se utilizaba hasta entonces.

¿Cuales son los principales grupos de riesgo?

– Prematuros.
– Madres mayores de 35 años.
– Varones.
– Partos gemelares.
– Partos largos y medicalizados.
– Encajamiento en la pelvis de la madre (previo o durante el parto).
– Uso de medios mecánicos en el parto (fórceps, ventosas).
– Cuidados por terceras personas.
– Alguna disfunción asociada que le aumente el tiempo de estar tumbado.

¿Cómo sabemos si mi bebé tiene Plagiocefalia?

– Lo más frecuente es que al cabo de un mes o dos, notemos que la cabeza del bebé está más plana de un lado que de otra. Lo más frecuente es que al cabo de uno o dos meses, la cabeza del bebé esté mas plana de un lado que de otro.
– Hay posibilidad de que ya lo notemos desde que nazca, esto es debido a presiones intrauterinas en el embarazo.
– Preferencia por dormir girado a un lado.
– Puede ir o no asociada a tortícolis congénitas. En ese caso, notaremos que al bebé le cuesta girar y tiene cierta inclinación y movimiento en resorte.
– Si notamos que hay una orejita más alada que otra junto con un lado del occipital más aplanado.
– Podemos asociar asimetrías tanto en la bóveda craneal como en la parte frontal de la cara (ojos más grandes, mandíbula desviada, lagrimal cerrado, malar subdesarrollado).
– Suele ir asociado de irritabilidad e incomodidad por parte del bebé.
¿Qué hacer en el caso de que note que mi bebé tiene una plagiocefalia?.
– Acudir al pediatra para descartar que sea una craneosinostosis (osificación precoz de las suturas del bebé).
– Lo primordial es hacer un tratamiento preventivo informativo previo al nacimiento del bebé, y en el caso de que exista una zona aplanada, acudir a un osteópata especializado.

Como medidas preventivas son muy importantes las siguientes recomendaciones posturales:

– Cambiar frecuentemente de lado, alternando posturas laterales y boca a bajo siempre en vigilancia dese el primer mes.
– Dormir de cubito lateral alternante con un cojín antivuelco. Se puede empezar la primera parte de la noche, que suele ser la más larga para el neonato, en el lado que no está aplanado, e ir cambiando según las tomas.
– Si notamos que el bebé tiene un lado de preferencia, girar la cuna siempre favoreciendo que mire hacía el lado que le cuesta mucho, y estimularle con la voz o sonidos suaves hacía el lado que le resulta más limitado.
– Vigilar en el caso de lactancia con biberón. Se aconseja no darle siempre del mismo lado, puesto que eso favorece la postura de preferencia.
– Usar mantas en el suelo gradualmente desde el primer mes cumplido. Los papás podrán jugar boca a bajo con el bebé, usando mantas, juegos, etc… Evitando que esté apoyado boca arriba.
– Si no le gusta excesivamente la postura boca abajo podéis usar una toalla enrollada y colocarla bajo su tórax apoyando el los brazos. Otra opción es el papá o lamamá sentados en el sofá y jugar con él si es muy bebé, levantándolo o si ya tiene un cierto tono muscular mejor sentado.
– Evitar el Maxi-Cosi desde edades tempranas, sobre todo como rutina . Lo ideal es que el neonato esté tumbado en una superficie adecuada acolchada pero firme y que no haya presiones ni cinchas.
– Cuando haya control de cuello y espalda podremos empezar a incorporarles en la sillita del cuco, y las plegables, usarlas a partir del año.
– La idea de la mochila para evitar que este mucho tiempo tumbado es buena, pero si se usa como transporte, puesto que el uso frecuente no es indicado debido a la verticalidad temprana del bebé. Se pueden usar pañuelos y bandoleras bien puestas en posición más horizontal.
– El exceso de la hamaca puede favorecer el aplanamiento. Es importante que no sea regulable y que sea de tela ergonómica.
– Si aun así vemos que el bebé está tumbado la mayor parte del día, hipotónico, o le cuesta girar, gatear y mantenerse en la postura que le corresponde, lo ideal es acudir al osteópata, y paralelamente, si es necesario, al centro de fisioterapia de desarrollo infantil (Cdiap en Cataluña) público o privado, sin olvidar la visita del pediatra y/o neurocirujano.


– Debido al cierre de fontanales y osificación del niño, informar que el tratamiento es más efectivo cuanto más cerca de los primeros meses de nacimiento nos encontremos, siendo la edad de mayor efectividad de 0 a 4. Desde que nace es un buen momento para poder actuar. Cuanto más cerca esté del año, los cambios morfológicos serán menos evidentes, pero si podremos trabajar en cambios fisiológicos.
– Los cojines especiales para esta patología son indicados con mayor efectividad hasta el segundo o máximo el tercer mes, puesto que impide la fluidez de movimiento del niño.
¿Que tratamiento realizamos en el Centro de Osteopatía MOTEC?
– Lo primero indicar que es un tratamiento individualizado, cada niño es único.
– Comenzaremos con una anamnesis del embarazo, parto, motivo de consulta, etc… Para continuar con las mediciones correspondientes.
– Trabajaremos de una forma respetuosa y profesional con el neonato. Valoraremos cada articulación y sistema, y haremos de forma muy delicada el trabajo necesario para que, en el caso de la plagiocefalia o braquiocefalia, vaya desapareciendo y se vaya normalizando.
– Enfatizar en la importancia tanto de la prevención, como del tratamiento precoz. Si persiste la deformidad puede existir la posibilidad del uso de órtesis. Esto lo valorará el pediatra y neurocirujano.
– En el Centro de Osteopatía MOTEC consideramos que es muy importante la colaboración de los padres paralelamente al trabajo manual, esto hará que haya un éxito mayor en la recuperación de su bebé.

Vanesa Galindo Aragoneses.
Osteópata Eur Osteo D.O.
Fisioterapeuta.