Estudios recientes relacionan directamente los cólicos del lactante con una posible intolerancia o alergia alimentaria a las proteínas de leche de vaca.

Todos estos factores favorecen que el bebé tenga cólicos, es decir contracciones espasmódicas del musculo liso del intestino debido a su inmadurez, favorecido por la dificultad de expulsar los gases o alteraciones de la flora intestinal.

Con la osteopatía lo que hacemos es trabajar en globalidad, equilibrando al bebé para que su sistema digestivo funcione de una forma correcta y eficaz.
Para ello trabajamos el sistema visceral, más concretamente el sistema digestivo y sus relaciones directas con otros órganos y con sus nervios ( simpático y parasimpático). Para ello valoramos a nivel vertebral y craneal verificando que cada vertebra o hueso craneal no esté en disfunción, y en el caso de encontrar alguna disfunción trabajar sobre ella para restaurar la función y volver a la normalidad.
El trabajo craneal será imprescindible en el bebé, ya que durante el parto la cabeza del bebé y sus respectivos huesecillos sufren pequeños impactos que dependiendo de la posición y la fuerza del bebé pueden causar solapamientos en los diferentes huesos y suturas del cráneo , provocando una compresión de los nervios que discurren a nivel craneal y que van directos y conectados al sistema digestivo.
Al trabajar los nervios craneales reequilibramos el sistema nervioso y su conexión con el sistema visceral (nervio vago, glosofaringeo, espinal…etc).
En los casos de cesárea el bebé al no pasar por el canal pélvico no sigue el moldeamiento de la cabeza de forma natural que se realiza como hemos comentado anteriormente al pasar por el canal del parto y realizar pequeños impactos , la cual es muy importante para una correcta función a nivel de nervios craneales.
Con la osteopatía valoramos cada parte del cuerpo y en el caso de encontrar alguna zona en disfunción mediante diversas técnicas osteopáticas, equilibramos y eliminamos las tensiones con el objetivo del bienestar del bebé.
Todas estas técnicas osteopáticas son realizadas con la mayor precisión y suavidad,siendo el contacto no superior a cinco gramos.
Síntomas como llantos, falta de sueño, el comentado cólico de lactantes, gases, nervios, rechazo de la to ma, etc, son algunos de los signos que nos indican de llevar a nuestro hijo a visitar a un osteópata especializado.
A los lactantes con cólicos les ayuda mucho el uso de una leche de formula láctea especial, hipoalergénica, e incluso en ciertos casos eliminar la toma de alimentos lácteos en la madre y substituirlo por otras leches como la de arroz, avena, almendra, soja etc. y ayuda eliminar en la madre alimentos como cafe,excitanes o alimentos que produzcan flatulencias.
Gracias a las maniobras que el osteópata puede enseñar a los padres ,que las realizaran varias veces al día ayudando a aliviar y disminuir los gases del bebé y los cólicos (masajes con aceite de lavanda…).
Existen otras Medicinas Naturales tales como la homeopatía o naturopatía que ayudaran y complementaran al bebé a mejorar la función digestiva. Siempre es aconsejable acudir a un especialista formado en escuelas o universidades homologadas.

Cólicos del lactante. Tratamiento con osteopatía.

Vanesa Galindo Aragoneses

Fisioterapeuta y Osteópata

Centro Osteopatia Motec

 

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Otros artículos

Reservar Cita.

Puedes reservar tu cita en Osteopatía Motec Barcelona ahora.

PIDE CITA
+34 930 044 927